El Product Design es una nueva disciplina que se ha ganado su hueco por derecho propio que se ha convertido en una nueva profesión, la del Product Designer.

Este artículo es un capítulo del libro «Product Design en las organizaciones con productos digitales», donde nos centramos en dos cuestiones muy sencillas: ¿qué es un Product Designer?

Para empezar, consideramos que su característica principal es contar con un gran abanico de competencias. Estas competencias le permiten construir un producto con un enfoque iterativo que recoge toda la experiencia del Product Designer para utilizarla frente a los desafíos de la empresa.

framework del product designer-min

Basándonos en esta convicción, hemos creado un modelo de competencias completo que abarca ocho áreas diferentes. Dentro de este ámbito de competencias, cinco de ellas nos parecen fundamentales.

Competencias del Product Designer

  • User Research (Investigación de usuarios): es el arte de comprender las necesidades del usuario para mejorar el valor del producto. El Product Designer debe tener una formación mínima en ciencia cognitiva, sociología, psicología y antropología para llevar a cabo las actividades de investigación en las mejores condiciones.
  • Facilitación: es un conjunto de técnicas que ayudan a un grupo a alcanzar un objetivo, mejorando así su eficacia. En el contexto del Product Design, la facilitación incorpora los objetivos de ideación (hacer que las ideas surjan en torno al producto) y concepción (desde la idea hasta la realización). También requiere buenas habilidades de comunicación. Además de dominar los talleres de UX, un Product Designer debe comprender las dinámicas de grupo y ser diplomático y pedagógico para llevar a cabo estos talleres.

Recordemos que el reto de los talleres de concepción conjunta es conseguir que las personas que han perdido el hábito o que nunca lo han tenido, trabajen juntas.

  • Concepción: el corazón del diseño. Ahí es donde se toma los hallazgos del User Research como punto de partida para:
    • Convertirlos en problemáticas.
    • Sacar a la luz las experiencias y funcionalidades potenciales (ideación)
    • Construir rutas de usuario, flujos de trabajo, la arquitectura de la información, las interacciones y las interfaces.

Las habilidades de concepción son la ideación, la evaluación de UX, la arquitectura de la información, los flujos de trabajo y el diseño funcional. Todas ellas las analizamos en el post sobre hard skills de un Product Designer.

En definitiva, esta base es imprescindible para que el Product Designer pueda realizar su trabajo. De hecho, un diseñador que se especializa en User Research sin tocar el resto de habilidades puede resultar un perfil muy útil en una empresa, pero no será considerado como un «Product Designer», según nuestro modelo.

En el núcleo de este ámbito añadimos tres competencias más que creemos que son muy útiles, aunque no esenciales, para ser un Product Designer:

  • UX (o Content) Writing.
  • Product Ownership y análisis.
  • Programación.

Más allá de todas estas habilidades, el Product Designer domina la cultura de producto y evoluciona con facilidad en un equipo de producto. Eso es lo que lo distingue de un diseñador tradicional y de anteriores roles relativos al diseño, como explicamos en este artículo: Product Design: la evolución desde Customer Experience, Service Design y UX Design.

Descarga Libro Product Design

Más contenido interesante:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter «A Product Letter»

Suscríbete para reflexionar sobre producto el primer martes de cada mes.