Software is eating the world”. Así es como empieza un artículo escrito por Marc Andreessen, cofundador de Netscape, en The Wall Street Journal.

Cuando se publicó era agosto de 2011. Tal afirmación se entendió como un vaticinio más de lo que estaba por llegar. No se equivocaba. Ocho años después Andreessen podría afirmar que el software lo ha engullido todo. Quizás ni siquiera hablaría de software para dar paso a palabras como “aplicaciones” o “producto”.

Sigamos recapitulando, esta vez en Europa.

Era enero de 2014 y en Francia se contabilizaban 500 Product Managers. Medio millar de profesionales que no tenían capacidad de decisión a pesar de ser el nexo de unión entre los equipos de IT con el de negocio.

No se trabajaban con metodologías ágiles y los productos se diseñaban sin tener en cuenta las necesidades reales de los usuarios. La ausencia de iteración se materializaba en un gran batacazo: cuando se lanzaba el producto al mercado, ya era demasiado tarde.

Thiga nació hace cinco años en este contexto de falta de Cultura de Producto en las empresas. Aunque la escena del Product Management ha cambiado drásticamente, nuestra misión no ha variado en todo este tiempo, esta es: cambiar la manera en la que las empresas desarrollan producto. Dicho a nuestra manera: redefinir el product management. Pero no a cualquier precio, de hecho, este es el punto más importante.

Donde se une la Cultura de Producto y la Cultura de Empresa

El Equipo de Thiga Francia y Thiga España durante el Team Building celebrado en Marrakech (Septiembre de 2019). ¡Esa mañana nos fuimos a conducir quads por el desierto!

La Cultura de Producto hace referencia a la fusión entre el equipo comercial, el de negocio y tecnología, unido al desarrollo, al diseño y la promoción entorno a la creación de productos que brindan una experiencia digital diferenciada.

Dicho esto, hoy en día, la creación de producto de por sí es relativamente sencilla. Hace falta una idea, su ejecución y lanzamiento al mercado. Su sencillez es proporcional a la escasa fidelidad que los usuarios muestran por el uso de los productos que se lanzan a diario. Nos quedamos con el que nos aporta una solución a nuestros problemas, pero también con el que mejor seduce.

Esa seducción no siempre se consigue a través del precio. De hecho, libros como “The Software Paradox” de Stephen O’Grady han documentado cómo el precio del software ha caído en la última década. Lo cual desvela que las empresas que crean productos con éxito seducen de otra manera, desde dentro hacia afuera.

En la actualidad, definir y predicar una buena Cultura de Empresa se ha convertido en la clave para seducir a los usuarios y además, al talento.

Cuando hablamos de Cultura de Empresa nos referimos a la personalidad de una organización. Esta nace de una misión y valores definidos que se reflejan no solo a nivel interno, sino en cada una de las acciones que lleva a cabo la empresa: desde el proceso de contratación hasta en la forma de cerrar una venta. Todo está (o debería estar) impregnado por la Cultura de Empresa.

La dedicación es un concepto importante. Y es que no importa el ámbito de acción, de alguna manera siempre queda reflejado el grado de dedicación que se ha puesto en una labor.

Desde el principio de los tiempos, en Thiga tenemos una Cultura de Empresa muy definida. En ella entran en juego nuestra dedicación, la pasión que le ponemos a compartir nuestro conocimiento y en dar primero para recibir después. Hacemos consultoría, por lo que el factor humano es clave a la hora de ofrecer servicios sobre Product Management y UX Design. Pero lo más importante: es donde ponemos especial énfasis en nuestros consultores.

El factor humano, el más importante en cómo hacemos Product Management

trabajar-en-thiga-happy-at-work
Durante nuestro Team Building en Marrakech, nuestro equipo de Recursos Humanos presentaron los detalles del ranking Happy At Work 2019 en el que quedamos en nada menos que 4º lugar en Francia.

La misión que hemos asumido como empresa no es sencilla. De hecho es un desafío. Al fin y al cabo se trata de que las empresas nos abran sus puertas para transformar la manera en la que trabajan sus Equipos de Producto, o para acompañarlas desarrollando la visión de su Producto para que sea todo un éxito.

También se trata de crear comunidad de Producto. Quizás una de las partes más emocionantes por las dimensiones que adquiere eventos como La Product Conf o LPCx en distintas ciudades europeas como París, Madrid, Barcelona…

Por eso, no queremos que “Redefinir el Product Management” se quede en un simple eslogan. Hacemos que sea nuestro propósito a la hora de trabajar con empresas, y además el propósito que mueve a nuestros consultores cuando se unen a nuestro equipo.

Las fotos de este post muestran que este año hemos celebrado nuestro quinto aniversario por todo lo alto, en Marrakech (Marruecos). Un destino que da pistas de lo que significa convertirse en un Thiguy o Thigirl: participar en una aventura, una de las de verdad.

Y aquí va lo importante: en España estamos buscando talento que comparta nuestra misión y quiera trabajar en product manager o product designer de Thiga. Si te resuena algo de lo que te hemos contando en este post, echa un vistazo a cómo unirte a nuestro equipo y ¡escríbenos! Estaremos encantados de conocerte y charlar sobre Producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dosis de Cultura de Producto

Una vez al mes. Recibe una editorial y una selección a conciencia de contenidos sobre Product Management y UX Design.
¿Estás dentro?📩